Tamarindo – Costa Rica

Después de La Fortuna llegó Tamarindo. Nos habían hablado bien de esta ciudad en la costa pacífica y decidimos darle una oportunidad. Como Marco hace amigos en menos de lo que uno tarda en parpadear, en seguida conoció a una pareja (un tico y una alemana) que tenían un coche alquilado y que querían ir al Parque Nacional Santa Rosa. Nos ofrecieron ir con ellos compartiendo gastos y nos animamos. Después de conducir como dos horas parando en cada deñal de tráfico para que el tico se hiciera una foto con la señal (true story), llegamos al parque. Cuál fue nuestra decepción al comprobar que debido a las lluvias el camino para ir a la playa principal del parque (la más bonita) estaba impracticable. Así que decidimos que no queríamos volver a pagar 15$ por hacer un senderito de 30 minutos y nos fuimos por nuestra cuenta a otras playas de la zona que están fuera del parque.

Los días siguientes los pasamos en Tamarindo haciendo surf, aunque las olas no acompañaron mucho y el tiempo tampoco, comiendo bastante bien y flipando con como estaba todo lleno de gente de USA y como te ofrecían droga en cada esquina. La verdad es que después de venir de Santa Teresa el ambiente no nos gustó mucho, pero eran los últimos días de Marco así que los aprovechamos estando los dos solitos 🙂

El último día, de hecho, fuimos a cenar a un restaurante para despedirnos, y resulta que el dueño era un italiano que había vivido en Barna unos 12 años y ahora había montado ese negocio allí. Que pequeño es el mundo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s