El Chaltén (Patagonia) – Argentina

El Chaltén es un pueblito pequeño en plenos Andes, rodeado de montañas y lagos. Los móviles no tienen cobertura e Internet va funcionando por señal satelital a ratos.


Nada más llegar, nos fuimos a un hostel super barato que había a la entrada del pueblo. El hostel era bastante sucillo, había que pasar casi por medio de la cocina del restaurante de al lado, y las habitaciones eran muy pequeñas. De los baños prefiero no comentar nada. Pero era muy barato y ya habíamos pagado la primera noche, así que nos íbamos a quedar por lo menos hasta el día siguiente. Como era por la tarde pronto, decidimos ir a dar una vuelta parA conocer el pueblo y acercarnos al chorrillo del agua, una cascadita a unos 2 km del pueblo. El pueblo super cuqui, casitas bajas y las montañas de fondo. Descubrimos un hostel super guai al final del pueblo, y el precio era el mismo que el nuestro, así que decidimos que al día siguiente nos moveríamos. Tenía hasta jardincito con mesas (nada más verlo me visualicé a mi misma desayunando ahí cada día) 🙂

img_4246

 

Aquel día era el 30 cumpleaños de Stuart, así que decidimos ir a cenar a un restaurante a celebrarlo!

Al día siguiente amaneció lloviendo. Aprovechamos para cambiar de hostel y hacer algunas compras. Como después de comer paró de llover y salió un poco el sol, aprovechamos para ir a hacer una excursión de medio día. Fuimos a la Laguna Torre. Excursión entre el bosque, muy bonita. Al llegar, la laguna super bonita, con un glaciar y trozos de hielo (mini icebergs) flotando en el agua. La pena es que allí aun estaba un poco nublado y hacía bastante frío. Aquella noche cenamos en el hostel, y conocimos mucha gente de la que había hospedada (entre ellos dos hermanos brasileños que se estaban recorriendo la patagonia en bicicleta, ya llevaban 1000km y aun les faltaban otros 1000km!!).

Al día siguiente, un solazo increíble. Desayunamos en el jardín ! 🙂
Después, preparamos mochilas y nos dirigimos a la Laguna de los Tres, que es la base de la montaña Fitz Roy, la más conocida de la zona. El camino lo hicimos en unas 3.5h, y era todo el tiempo espectacular. Unas vistas de infarto. El último kilómetro era el más duro, una subida casi vertical en la que había que ayudarse de las manos muchas veces. Eso si, la sensación cuando llegamos arriba y vimos lo que había… indescriptible! Qué vistas, qué maravilla! Encima con el super buen día que hacía… estaba una de las lagunas, azul esmeralda, a los pies del Fitz Roy. Después de haber hecho un trekking de varias horas tan duro, ver esa maravilla en la “meta”, poder sentarte en manga corta a comerte un sandwich, notar ese sol de invierno que calienta frente a la brisa que te enfría la piel… bufff!   Yo casi me quedo dormida. Después dimos una vuelta, subimos a un montículo que había delante y desde donde las vistas eran más panorámicas, y bajamos.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Al día siguiente teníamos el autobús para irnos a las 8 de la tarde. Aún así, decidimos que teníamos tiempo para otra excursión y nos fuimos a la Lomq del Pliegue Tumbado. Hacía calor pero no tanto como el día anterior, así que la subida fue un poco más amena. Al llegar arriba, también vistas espectaculares, aunque mucho más frío que en el Fitz Roy en día anterior claro. Allí en la cima conocí un andorrano que lleva un año viajando por América y ahora se va para Nueva Zelanda! Subir nos costó unas 3 horas, pero bajar lo hicimos bastante rápido así que aun tuvimos tiempo de darnos una ducha y comer algo antes de coger el bus.

Sigo subiendo! Próxima parada Esquel!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s