Cahuita – Costa Rica

Después de Tortuguero, yo sólo sabía que quería ir hacia el sur. Pero no sabía exactamente dónde. Manon y Léa me dijeron que ellas iban a Cahuita, y me hablaron bien del pueblo así que decidí unirme a ellas. En uno de los buses que cogimos, conocimos a Parker, un americano de 21 años que aparentaba 15. Llegamos casi de noche, y como Léa y Manon ya tenía. Un sitio reservado para dormir, Parker y yo nos dimos una vuelta por el pueblo hasta que encontramos un sitio muy guai y baratito. Después salimos a cenar y tomar una cervecita los cuatro.

Después de desayunar y esperar que Manon y Léa se mudaran a nuestro hostel porque era mejor y más barato que el suyo, nos fuimos todos juntos al Parque Nacional Cahuita. Es el único de Costa Rica en el que no hay que pagar los 15$ de rigor para entrar, sino que funciona por propinas voluntarias (voluntaria hasta que ves la cara de mala hostia del guardaparques de la entrada cuando ve que estas dejando “poca” propina…xD). Estuvimos todo el día recorriendo el parque, haciendo snorkel, y luego cenita y musiquita en el hostel.

Al día siguiente Parker se fue a Panamá y nosotras nos pasamos el día entre la playa y el hostel. No hizo muy buen día, entre nublado y lluvioso. Por la noche, nos fuimos las tres a cenar a un restaurante a la orilla del mar, con velitas, la luna y las estrellas brillando… vamos, todo muy romántico. Y me comí un filete de atún increíble. Ese fue el broche de oro para nuestra despedida de Cahuita!

IMG_2232

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s